«Tengo mucha energía vital»

«Tengo mucha energía vital»

Después de escuchar a Pablo durante una charla en la universidad, decidió iniciar sus cuidados.

En 2017, Pablo asistió a la Universidad de Santiago de Chile (Usach) a ofrecer una charla acerca de la quiropráctica. Lucía, se encontraba en al sala como oyente, y relata que le llamó la atención todo lo que Pablo explicó durante su exposición, y en ese momento, decidió comenzar a recibir quiropráctica. Esta fue una de las primeras cosas que más le gustó de la metodología que Pablo utiliza en su práctica, es el hecho de que se tome el tiempo de explicar qué se trata la quiropráctica realmente.

Luego de cuatro años chequeando su columna y sistema nervioso, ha sido visto muchos avances en su cuerpo, no solo físicamente sino también ha hecho una transición a hábitos más saludables. «tengo mucha energía vital», y agradece tanto a Pablo como a Mari por la entrega, «por siempre resolver mis dudas». Asegura sentirse muy feliz por contar con personas que realmente entienden las circunstancias en las que se encontraba antes de comenzar a recibir quiropráctica, y de compartir con aquellos que la entienden de la misma forma.

«Cara visita a la oficina aprendo algo nuevo»

«Cara visita a la oficina aprendo algo nuevo»

Gracias a la guía de Pablo puede entender mejor su cuerpo.

Hace un par de años, llegó Ivonne a nuestra práctiva y admite que sabía «muy poco o nada acerca de la quiropráctica», y confiesa que pensaba que Pablo se encargaba únicamente sobre la columna y los huesos en general. Relata que, gracias a la primera visita y a las constantes orientaciones de Pablo, ahora puede entender mejor su cuerpo y «a darle más prioridad a las cosas a las que normalmente no les prestamos atención porque estamos desconectados».

«Debemos darle prioridad a nuestro cuerpo»
– Ivonne Baldevenito

Ivonne asegura que su vida cambió desde que conoció a Pablo, y «cada visita a la oficina aprendo algo nuevo». Admite que se siente con más energía, su sistema inmune se encuentra funcionando mucho mejor desde que comenzó a checar su columna, y decidió convertirlo en un hábitp. «Ya no soy la misma de antes», dice que gracias a recibir cuidados quiroprácticos y a la guía de Pablo, espera poder seguir cuidando de su sistema nervioso durante mucho más tiempo-

Confiesa que los beneficios pueden ser muchos, muy distintos para todas las personas que reciben quiropráctica pero afirma que «debemos darle prioridad a nuestro cuerpo»

Inteligencia innata y universal

Inteligencia innata y universal

Son las encargadas de mantener el orden y equilibrio de todos los procesos

La quiropráctica se basa en 33 principios de vida, son la base fundamental de nuestra filosofía, y lo adaptamos en nuestro diario vivir a la hora de tomar cualquier decisión. Son leyes universales y derivan de una premisa mayor, el punto de inicio de donde todas las deducciones son hechas y es la Inteligencia Universal.

Toda materia contiene una inteligencia universal que le confiere sus propiedades y acciones, y por consiguiente mantiene su existencia. Está en todas partes desde la partícula microscópica más pequeña un fotón, hasta los objetos más grande. Por lo tanto puede decirse que es esa fuerza que mantiene el estado de organización y orden en todo en el universo.

Podemos decir que el propósito de la inteligencia es organizar y mantener la organización; existen muchos ejemplos a través de los cuales se puede explicar el equilibrio para todo lo que existente en el universo, como lo son las estaciones del año, deben ocurrir una tras y en los meses correspondientes. Lo interesante de estos cambios de estaciones, no solo cambia el clima sino también se origina un cambio en la producción de los cultivos de frutas, verduras y hortalizas; y si profundizamos un poco más en la idea estos cambios se producen de forma perfecta e inteligente.

Otro ejemplo puede ser cuando observamos una roca, también posee inteligencia, mantiene sus átomos unidos, para tener esa composición que observamos. Así mismo como la inteligencia universal esta en toda materia, también habita en los seres vivos y fluye a través de él y es conocida como inteligencia innata.

Posee todas las características y propiedades de la inteligencia universal. está en los seres vivos, y es la encargada de mantener el orden y equilibrio de todos los procesos bioquímico que se realizan en nuestro cuerpo, cada latido, los pulmones respirando, la capacidad de pensar, el deseo de sonreír, etc. La inteligencia innata conoce el funcionamiento del organismo y opera sin que ni siquiera estemos conscientes de ello.

Muchas personas desconocen esto, y van por la vida sin percatarse del poder extraordinario que habita del cuerpo. En definitiva podemos decir que la inteligencia innata es ese aliado silencioso, invisible y desconocido de la vida y que diferencia lo vivo de muerto.

El propósito de la inteligencia es organizar y mantener la organización.

La importancia de conocer los principios quiroprácticos y en específico, los que se acaban de describir, les da posibilidad a las personas de concienciar el poder extraordinario que habita dentro de ellos. Tener este conocimiento nos permite tener confianza en las capacidades que posee nuestro organismo. La inteligencia no nos abandona desde el día de nuestro nacimiento. Continúa las 24 horas del día, 7 días de la semana, 365 días del año, sin fallar ni un segundo.

El espectro de una persona que conoce la habilidad del cuerpo para sanar, produce certeza y confianza plena, en los procesos inteligentes de su organismo, lo que se necesita es romper las barreras de las expectativas negativas y aducarse. Descubrir y conocer esta habilidad del cuerpo hará que tomemos mejores decisiones a la hora de elegir en temas de salud y cómo vivir mejor.

«Se trata de algo que va más allá de lo físico»

«Se trata de algo que va más allá de lo físico»

Asegura que comenzar a recibir quiropráctica es una cuestión de ser constante.

Ella es Francisca, tiene aproximadamente un año formando parte de nuestra práctica. Francisca cambió de quiropráctico, debido a que Pía Baraqui, amiga de Pablo y quiropráctica, se trasladó a otra ciudad. Por la comodidad, la cercanía de nuestra oficina en el centro y la recomendación de Pía, siguió su cuidado con nosotros. Francisca, de acuerdo con su relato, había recibido quiropráctica » de forma distinta», y como en muchos casos, llegó a nuestra oficina con su funcionamiento mermado.

Al inicio de sus cuidados quiroprácticos y junto a los conocimientos que Pablo les imparte a las personas que asisten, comprendió que la quiropráctica » se trata de algo que va más allá de lo físico, es también mental y emocional». Antes de llegar a la práctica probó con medicina convencional para mejorar su mal funcionamiento que había presentado en el pasado, pero después de comenzar sus cuidados, su función naturalmente se mejoró.

Francisca asegura que, es una persona que hace muchas cosas al mismo tiempo, que es un poco agitada y dispersa, pero que «cuidarme a través de la quiropráctica me ayuda a estar más enfocada, pensar y analizar más antes de actuar». Narra que, comenzar a recibir quiropráctica es una cuestión de ser constante, pero afirma que ha sido una de las mejoras decisiones que ha podido tomar para mejorar su calidad de vida.

Nuestra comunidad desde el inicio, sus anécdotas y más…

Nuestra comunidad desde el inicio, sus anécdotas y más…

«Fue la mejor decisión que he tomado»

Patricia meza, una de las más queridas y responsables cuando hablamos de sus cuidados quiroprácticos, llegó hace nueve meses a la práctica (oficina) a iniciar su viaje con nosotros y sin dudas podemos decir que le encanta. Cuenta que, en un principio, sentía que su cuerpo «necesitaba un cambio» pero no sabía por dónde empezar, hasta que encontró a Pablo en nuestra página de Facebook: «quiropracticopabloherrera» y concretó una cita con nosotros.

A pesar de afirmar que no conocía mucho acerca de la quiropráctica, un pensamiento muy común, aseguró que su cuerpo «la estaba llevando a ese lugar». Según ella, no solo ver a Pablo hacer su trabajo a través de las redes sociales, sino también la energía que transmitía la convencieron a asistir. Luego de su primera visita y su primer ajuste, comenzó a sentir los cambios tanto físicos como emocionales y afirma que era algo que necesitaba desde hace mucho tiempo.

Actualmente se siente muy contenta, y dice que «es la mejor decisión que he tomado», tanto que ahora su hija Jennifer la acompaña para hacerse ajustes ella también. Ambas, como toda la familia que pertenece a nuestra comunidad, se encuentran en un constante aprendizaje acerca de cómo funciona su cuerpo desde su centro, descubriendo la capacidad que tiene el sistema nervioso sobre el equilibrio que tanto buscaban.

«Es una práctica de vida»

Después de tres años, Jocelyn está convencida de que, recibir cuidados quiroprácticos se trata de ser constante. Cuenta que, debido a «circunstancias de la vida» conocieron a Pablo y su trabajo, asegurando que los ha acompañado a ella y a su familia durante esta etapa de su vida a la que denomina «proceso de cambio».

Dice que, en su casa, necesitaban apoyo en diferentes áreas y sentía que sus cuerpos necesitaban funcionar al 100% para poder afrontar ciertas circunstancias que estaba sucediendo en su vida. También admite que va regularmente a sus ajustes, ya que, según ella, desde el primer momento sintió cambios, percibiendo que algo sucedía dentro de ella que la ayudaba a funcionar mucho mejor que antes.

De acuerdo con lo que nos contó, su energía, sus emociones y su cuerpo comenzaron a trabajar de manera positiva, y afirma que su sistema inmune se encuentra más fuerte que antes. «No tenemos problemas con alergias estacionales, ni tenemos que recurrir a otros profesionales de la salud por crisis de asma», además dice que los cambios se vieron reflejados en las asistencias tanto laborales como escolares.

Jocelyn asegura que con Pablo se sienten en confianza, ya que creen plenamente en su profesionalismo además, se siente bien recibidos porque «es una excelente persona con cada uno de nosotros». Confía en que recibir cuidados quiroprácticos no se trata de algo que se deba cumplir durante un tiempo, sino que lo considera como «una práctica de vida», puesto que considera que es fundamental que las personas no se encuentren subluxadas para que su funcionamientos se estable, orgánico y en buenas condiciones.