Nuestra comunidad desde el inicio, sus anécdotas y más…

Nuestra comunidad desde el inicio, sus anécdotas y más…

«Fue la mejor decisión que he tomado»

Patricia meza, una de las más queridas y responsables cuando hablamos de sus cuidados quiroprácticos, llegó hace nueve meses a la práctica (oficina) a iniciar su viaje con nosotros y sin dudas podemos decir que le encanta. Cuenta que, en un principio, sentía que su cuerpo «necesitaba un cambio» pero no sabía por dónde empezar, hasta que encontró a Pablo en nuestra página de Facebook: «quiropracticopabloherrera» y concretó una cita con nosotros.

A pesar de afirmar que no conocía mucho acerca de la quiropráctica, un pensamiento muy común, aseguró que su cuerpo «la estaba llevando a ese lugar». Según ella, no solo ver a Pablo hacer su trabajo a través de las redes sociales, sino también la energía que transmitía la convencieron a asistir. Luego de su primera visita y su primer ajuste, comenzó a sentir los cambios tanto físicos como emocionales y afirma que era algo que necesitaba desde hace mucho tiempo.

Actualmente se siente muy contenta, y dice que «es la mejor decisión que he tomado», tanto que ahora su hija Jennifer la acompaña para hacerse ajustes ella también. Ambas, como toda la familia que pertenece a nuestra comunidad, se encuentran en un constante aprendizaje acerca de cómo funciona su cuerpo desde su centro, descubriendo la capacidad que tiene el sistema nervioso sobre el equilibrio que tanto buscaban.

«Es una práctica de vida»

Después de tres años, Jocelyn está convencida de que, recibir cuidados quiroprácticos se trata de ser constante. Cuenta que, debido a «circunstancias de la vida» conocieron a Pablo y su trabajo, asegurando que los ha acompañado a ella y a su familia durante esta etapa de su vida a la que denomina «proceso de cambio».

Dice que, en su casa, necesitaban apoyo en diferentes áreas y sentía que sus cuerpos necesitaban funcionar al 100% para poder afrontar ciertas circunstancias que estaba sucediendo en su vida. También admite que va regularmente a sus ajustes, ya que, según ella, desde el primer momento sintió cambios, percibiendo que algo sucedía dentro de ella que la ayudaba a funcionar mucho mejor que antes.

De acuerdo con lo que nos contó, su energía, sus emociones y su cuerpo comenzaron a trabajar de manera positiva, y afirma que su sistema inmune se encuentra más fuerte que antes. «No tenemos problemas con alergias estacionales, ni tenemos que recurrir a otros profesionales de la salud por crisis de asma», además dice que los cambios se vieron reflejados en las asistencias tanto laborales como escolares.

Jocelyn asegura que con Pablo se sienten en confianza, ya que creen plenamente en su profesionalismo además, se siente bien recibidos porque «es una excelente persona con cada uno de nosotros». Confía en que recibir cuidados quiroprácticos no se trata de algo que se deba cumplir durante un tiempo, sino que lo considera como «una práctica de vida», puesto que considera que es fundamental que las personas no se encuentren subluxadas para que su funcionamientos se estable, orgánico y en buenas condiciones.

«Se trata de renover energía»

«Se trata de renover energía»

Entiende que se trata de vivir de manera más sana.

David inició sus cuidados quiroprácticos con Pablo desde el 2018. Asegura que, comenzó de ir frecuentemente a la práctica debido a algunos síntomas que afectaban su vida diariamente. Durante la primera visita, Pablo le explicó cómo la quiropráctica no se basa su objetivo en aliviar síntomas, sino que tiene un objetivo más profundo. Ahora, entiende que se trata de vivir de manera más sana, «manteniendo mi cuerpo lo más óptimo posible».

Relata que, luego de su primer ajuste, logró conciliar el sueño profundamente y, a medida que pasaba el tiempo, logró notar diferentes cambios en su organismo. Asegura que su sistema inmune se encuentra mucho más fuerte que antes y, «hoy en día los ajustes son esenciales para mi columna, porque se trata de renovar energía».

Asegura que no confiaría su cuidado más que en Pablo, ya que, desde que empezó a recibir quiropráctica, vive mucho mejor.

«Encontré una conexión conmigo misma»

«Encontré una conexión conmigo misma»

Afirma que la metodología de Pablo es «espectacular»

El primer encuentro de Cynthia con la quiropráctica fue luego de que una amiga le recomendara a Pablo, asegurando que sus servicios y su metodología era «espectaculares». Así comienza su relato Cynthia Bielacic, quien relata que fue un mes después de esta recomendación que decidió asistir a la práctica (oficina) de Pablo. Cuenta que cuando lo vio por primera vez, sintió calma, confianza y tranquilidad, a pesar de estarlo conociendo en ese momento y asegura que asintió algo que no ha podido sentir en otro lugar.

Cynthia desde la primera visita, quedó muy complacida con la manera de trabajar de Pablo y relata que, «toda persona que ha conocido su trabajo, logra una conexión única con lo que hace». Dice que desde que recibió su primer ajuste, sintió que su cuerpo se beneficiaba tanto física como mentalmente, y que ha llegado a un punto en el que puede saber cuándo su cuerpo necesita quiropráctica. Luego de un par de meses con nosotros, ha aprendido conocerse y a escucharse de mejor forma, a medida que ha progresado con su cuidado, le ha permitido «encontrar paz mental y una conexión conmigo misma»

Con toda seguridad narra que, Pablo tiene un don que hace que las personas deseen acudir con él, y dice que las personas no tienen idea de cuánto las puede ayudar recibir quiropráctica y lo recomienda en un 100%.

«Ha sido un viaje para aprender a conocerme»

«Ha sido un viaje para aprender a conocerme»

Cuando llegó por primera vez a la práctica, creía que se encontraba completamente sana.

«Ha sido un viaje para aprender a conocerme», así inicia su relato Mabel Alvarado, quien tiene visitándonos un par de meses, donde nos cuenta que siempre existe una manera de que nuestro cuerpo esté mucho mejor, pero afirma que, hay que aprender a escucharlo. Dice que, la primera vez que llegó a nuestra oficina creía que se encontraba completamente sana, y que su cuerpo estaba trabajando al máximo, pero afirma que se encontraba tomando medicamentos para mejorar ciertos síntomas que la aquejaban. De acuerdo con lo que Pablo comenta durante las primeras visitas, el tomar fármacos para calmar ciertas dolencias, interfiere con el proceso de cuerpo de sanar naturalmente.

Mabel cuenta que, «había un conjunto de cosas que no estaban bien» y admite que no se sentía en sintonía con su cuerpo, pero luego de unos meses y después de cada ajuste, dice que comenzó a sentirse más llena de energía. Afirma que, actualmente, puede lidiar con su día a día de manera más alegre y empezó a aceptar que, hay cosas a nuestro alrededor que no podemos modificar, pero podemos sacar lo mejor de ellas. Mabel está muy agradecida con el equipo de la oficina, «me hacen sentir como en casa», nosotros estamos muy felices de tener a personas como Mabel que entienden la importancia de los cuidados quiropráctico, además de ser una increíble persona.

Las rutinas han cambiado

Las rutinas han cambiado

«Es una práctica que ayuda a una de las dimensiones de la vida, que está relacionada con el bienestar de nuestro cuerpo».

José Castillo, asistente recurrente a nuestra práctica (oficina), cuenta que las circunstancias lo llevaron a encontrarnos. De acuerdo a su relato, un día acompañó a su suegro a recibir quiropráctica y dice que, a pesar de no entender completamente en qué consistía, igual decidió ver cómo se aplicaba. Asegura que, ese mismo día, lo invitaron a experimentar los beneficios de la quiropráctica y aceptó. Dice que volvió un par de días luego, y en esa oportunidad, Pablo le explicó cuál es el principio de la quiropráctica y entendió que no se trata únicamente de aliviar síntomas.

José asegura que, luego de comprender que recibir cuidados quiroprácticos requiere de su atención permanente, ha sido parte de nuestra familia durante seis años.

Dice que, «el estilo de vida moderno, nos lleva a ciertas rutinas para las que nuestro cuerpo no está preparado», lo que ocasiona que las subluxaciones vertebrales sean algo constante de lo cual debiésemos ocuparnos.

Actualmente puede certificar que sus rutinas han cambiado, y ha tomado mayor conciencia con su cuerpo, permitiéndole vivir mejor.

«La quiropráctica es una práctica que ayuda a una de las dimensiones de la vida, que está relacionada con el bienestar de nuestro cuerpo». Dice que, debemos tomar en cuenta que los seres humanos somos un conjunto de elementos que nos forman como individuos, y que al saber esto, se puede encontrar el equilibrio con ayuda de la quiropráctica.

Pareja que recibe quiro unida se mantiene unida

Pareja que recibe quiro unida se mantiene unida

Daniela y Luis son una linda parejita venezolana que llegó a nuestra oficina por casualidad. Llegaron a Chile en 2018, y encontraron a Pablo a través del Instagram de la práctica @quiropracticopabloherrera, donde conocieron un poco sobre cómo la quiropráctica funcionaba. Daniela fue la que inició asistiendo a la primera visita y Luis, como buen equipo de Daniela, la acompañó.

Ambos están de acuerdo en que, durante la primera visita y la evaluación, les gustó mucho cómo Pablo explica todo el proceso y cómo la quiropráctica los podía ayudar a eliminar esas subluxaciones vertebrales, que causaban que sus cuerpos funcionaran con limitaciones. Tienen desde 2019 viendo a Pablo, y Daniela asegura que la quiropráctica la ha ayudado a nivel emocional, a sentirse más tranquila con las cosas que suceden en su vida. Por su parte, Luis dice encontrarse mejor de salud, ya que, hace un par de años tuvo que ser sometido a una operación delicada. También cuenta que actualmente puede conciliar mejor el sueño y que realmente disfruta de sus ajustes, “estoy conociendo más sobre los beneficios de la quiropráctica”.

Ambos acordaron en que también son más tranquilos y analizan más las cosas, y a decir verdad, a nosotros nos encanta. Son una pareja muy buena onda, conversadores y amables, y en nuestra práctica  siempre serán bienvenidos.