Son las encargadas de mantener el orden y equilibrio de todos los procesos

La quiropráctica se basa en 33 principios de vida, son la base fundamental de nuestra filosofía, y lo adaptamos en nuestro diario vivir a la hora de tomar cualquier decisión. Son leyes universales y derivan de una premisa mayor, el punto de inicio de donde todas las deducciones son hechas y es la Inteligencia Universal.

Toda materia contiene una inteligencia universal que le confiere sus propiedades y acciones, y por consiguiente mantiene su existencia. Está en todas partes desde la partícula microscópica más pequeña un fotón, hasta los objetos más grande. Por lo tanto puede decirse que es esa fuerza que mantiene el estado de organización y orden en todo en el universo.

Podemos decir que el propósito de la inteligencia es organizar y mantener la organización; existen muchos ejemplos a través de los cuales se puede explicar el equilibrio para todo lo que existente en el universo, como lo son las estaciones del año, deben ocurrir una tras y en los meses correspondientes. Lo interesante de estos cambios de estaciones, no solo cambia el clima sino también se origina un cambio en la producción de los cultivos de frutas, verduras y hortalizas; y si profundizamos un poco más en la idea estos cambios se producen de forma perfecta e inteligente.

Otro ejemplo puede ser cuando observamos una roca, también posee inteligencia, mantiene sus átomos unidos, para tener esa composición que observamos. Así mismo como la inteligencia universal esta en toda materia, también habita en los seres vivos y fluye a través de él y es conocida como inteligencia innata.

Posee todas las características y propiedades de la inteligencia universal. está en los seres vivos, y es la encargada de mantener el orden y equilibrio de todos los procesos bioquímico que se realizan en nuestro cuerpo, cada latido, los pulmones respirando, la capacidad de pensar, el deseo de sonreír, etc. La inteligencia innata conoce el funcionamiento del organismo y opera sin que ni siquiera estemos conscientes de ello.

Muchas personas desconocen esto, y van por la vida sin percatarse del poder extraordinario que habita del cuerpo. En definitiva podemos decir que la inteligencia innata es ese aliado silencioso, invisible y desconocido de la vida y que diferencia lo vivo de muerto.

El propósito de la inteligencia es organizar y mantener la organización.

La importancia de conocer los principios quiroprácticos y en específico, los que se acaban de describir, les da posibilidad a las personas de concienciar el poder extraordinario que habita dentro de ellos. Tener este conocimiento nos permite tener confianza en las capacidades que posee nuestro organismo. La inteligencia no nos abandona desde el día de nuestro nacimiento. Continúa las 24 horas del día, 7 días de la semana, 365 días del año, sin fallar ni un segundo.

El espectro de una persona que conoce la habilidad del cuerpo para sanar, produce certeza y confianza plena, en los procesos inteligentes de su organismo, lo que se necesita es romper las barreras de las expectativas negativas y aducarse. Descubrir y conocer esta habilidad del cuerpo hará que tomemos mejores decisiones a la hora de elegir en temas de salud y cómo vivir mejor.