Allí se guardan todos los desechos de la vida. El estrés emocional, los accidentes, las horas sentados escribiendo o frente a las computadoras, las caídas y muchos otros factores que, como estos, producen desajustes en la columna vertebral (subluxaciones) y tienden a dañar el sistema nervioso. Las causas de las subluxaciones son tres:

  1. FÍSICAS: Los accidentes, el dormir mal, cargar mochilas o carteras pesadas e inclinar la cabeza hacia adelante para leer libros, teléfonos celulares o ipad.
  2. QUÍMICAS: Los colorantes y conservantes de los alimentos y la cafeína están clasificados como “neurotoxinas excitantes” es decir, hacen que el sistema nervioso se ponga en funcionamiento de manera espasmódica causando subluxaciones vertebrales.
  3. EMOCIONALES: El estrés produce espasmos en los músculos de la espalda y el cuello. Estos músculos están pegados a los huesos de la columna. Cuando se produce un espasmo, los músculos comienzan a empujar las vértebras y las sacan de lugar, lo cual puede producir interferencias nerviosas.

Se dice que: “Si pudiéramos ver nuestra columna vertebral, la cuidaríamos más”. La realidad es que diariamente acumulamos nuevas subluxaciones. Sin embargo no podemos ajustarnos todos los días. Pero los ajustes regulares son esenciales para poder tener una vida SANA y vivirla PLENAMENTE!