Nuestro cuerpo atraviesa procesos naturales que, en ocasiones, no logramos entender.

La fiebre se produce cuando la temperatura del cuerpo se eleva más de lo normal. Normalmente la temperatura puede variar de persona a persona, pero generalmente es alrededor de 37°C.

La fiebre está relacionada habitualmente con la estimulación del sistema inmune del organismo. A su vez este sistema es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y virus. A través de una reacción bien organizada, el cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos. Este síntoma, puede ser útil para que el sistema inmune tome ventaja sobre estos agentes infecciosos, haciendo al cuerpo humano menos receptivo a estos microorganismos que puedan interferir en nuestra salud. Existen muchos motivos o causas por las cuales puede aparecer la fiebre y no necesariamente es una enfermedad. Es una respuesta espontánea, coordinada, que nuestro propio cuerpo genera para defendernos.

Muchas veces no sabemos reconocer los procesos naturales de nuestro cuerpo y nos asustamos porque no estamos educados en lo que significa entender la sabiduría del organismo. En este caso la fiebre es uno de los mecanismos de adaptación, una habilidad especial de nuestro cuerpo. Es por ello que es tan importante conocer los síntomas del cuerpo y saber porque ocurren; nos ayudará a confiar en la inteligencia y la capacidad del cuerpo para adaptarse y tomar decisiones acertadas sobre nuestra salud.

Los quiroprácticos se encargan de corregir subluxaciones vertebrales lo que permite que el sistema nervioso esté funcionando en un nivel óptimo, mejorando la calidad de vida de las personas. Entender cómo funciona nuestro cuerpo y comprender la filosofía quiropráctica nos da el conocimiento para saber por qué, algunas veces debemos dejar actuar a nuestro cuerpo.

Un ejemplo muy entendible, es el período de dentición en los niños, es normal que haya un ligero aumento de la temperatura corporal que evidencia un cambio, una reacción natural, lo cual no quiere decir que este enfermo. El cuerpo que es inteligente tiene reacciones y avisa que ya ha empezado el crecimiento y desarrollo de este ser humano.