Daniela y Luis son una linda parejita venezolana que llegó a nuestra oficina por casualidad. Llegaron a Chile en 2018, y encontraron a Pablo a través del Instagram de la práctica @quiropracticopabloherrera, donde conocieron un poco sobre cómo la quiropráctica funcionaba. Daniela fue la que inició asistiendo a la primera visita y Luis, como buen equipo de Daniela, la acompañó.

Ambos están de acuerdo en que, durante la primera visita y la evaluación, les gustó mucho cómo Pablo explica todo el proceso y cómo la quiropráctica los podía ayudar a eliminar esas subluxaciones vertebrales, que causaban que sus cuerpos funcionaran con limitaciones. Tienen desde 2019 viendo a Pablo, y Daniela asegura que la quiropráctica la ha ayudado a nivel emocional, a sentirse más tranquila con las cosas que suceden en su vida. Por su parte, Luis dice encontrarse mejor de salud, ya que, hace un par de años tuvo que ser sometido a una operación delicada. También cuenta que actualmente puede conciliar mejor el sueño y que realmente disfruta de sus ajustes, “estoy conociendo más sobre los beneficios de la quiropráctica”.

Ambos acordaron en que también son más tranquilos y analizan más las cosas, y a decir verdad, a nosotros nos encanta. Son una pareja muy buena onda, conversadores y amables, y en nuestra práctica  siempre serán bienvenidos.